Sevilla se convierte por decimocuarta vez consecutiva en la cuna del cine europeo. La capital andaluza acogerá del 3 al 11 de noviembre uno de los festivales cinematográficos más importantes que promueve el talento del continente. En esta ocasión serán 200 los títulos proyectados entre los que se encuentran 20 estrenos mundiales y 185 nacionales. “Hacer un festival basado en preestrenos sería fácil. Únicamente hay que pagarlo. Pero nosotros estamos para otras cosas”, afirmaba José Luis Cienfuegos, director del festival. 

La capital sevillana, con el objetivo de atraer al mayor número de espectadores posibles, tiene una apuesta inamovible, el cine de autor contemporáneo. Para velar por el cumplimiento de este propósito, el festival llega cargado de novedades. Una de ellas es la ampliación de la sección Europa Junior que esta vez quiere completar el aforo de las salas con más de 20.000 jóvenes y adolescentes.

En esta nueva edición por la alfombra roja hispalense pasarán conocidos actores. Mario Casas, Geraldine y Oona Chaplin, Berto Romero, Irene Escolar o José Coronado son algunos de los nombres más conocidos. Los grandes directores tampoco han querido faltar: Mathieu Amalric, Carlos Marqués-Marcet, Manuel Mozos, Thierry de Peretti, Serge Bozon o Rachi Hami junto a otros 50 más, estarán defendiendo sus obras delante del público y, por supuesto, del jurado.

Siete días de estrenos que inundan Sevilla de magia

El festival se abrirá con el estreno de Tierra Firme, la nueva obra de Carlos Marqués-Marcet, que repite con la pareja protagonista de 10.000 KM: Natalia Tena y David Verdaguer, y cuenta además en el reparto con las herederas del clan Chaplin: Geraldine y Oona. Esta comedia aborda el “gran dilema”: ¿es posible vivir el amor, la familia, y la vida de formas tan distintas y aún así permanecer unidos?

Esta edición nos trae grandes alegrías. No podemos faltar al visionado de Las Guardianas, de Xavier Beauvois, Jupiter’s Moon, de Kornél Mundruczó o El taller de escritura, distribuida por Golem. Esta última, que podemos ver en la Sección Oficial del Festival, cuenta la historia de Antoine, un chico que acepta formar parte de un taller de escritura como parte de un programa de integración social. A raíz del trabajo, su director Laurent Cantet, nos traslada al pasado obrero de la ciudad francesa de La Ciotat.

Una de las favoritas de este año es Insyriated, de Philippe Van Leeuw, que llega a la capital hispalense tras recibir el Premio del Público de la Sección Panorama y Premio Europa Label Cinemas.

Se trata de una representación de una encrucijada moral con el dilema de cuidar lo propio o defender lo justo.

Haneke es un imprescindible que, en esta ocasión, nos acerca en Happy End a la vida cotidiana de una familia burguesa. Un filme del que oiremos hablar mucho tras ser seleccionado para representar a Austria en los Oscar®.

El cine español de autor, como no podía ser de otra manera, también tendrá cabida en el Festival. Un total de nueve propuestas llegan desde diferentes zonas de la península, entre ellas Algo muy gordo, el nuevo trabajo de Carlo Padial, director de Mi loco Erasmus , al que deseamos la mejor de las suertes.

Todo esto y mucho más en Sevilla. “Esto es cine europeo”, reza su slogan. Disfrutemos, pues, de él y, mientras llega, aprovechemos para disfrutar del mejor cine europeo en nuestro salón de casa.