En tiempos de crisis del periodismo y fake news, es momento de reivindicar una profesión y a unos profesionales que han conseguido mostrar el mundo como es y como a todos nos gustaría que fuera. La pérdida de Joana Biarnés pone de manifiesto la importancia de un buen periodismo. Primera fotoperiodista española cuya cámara reflejó algunos de los episodios más significativos – y también esperpénticos – de la España del siglo XX., para honrar su figura y su legado desde Cameo no solo proponemos el visionado de Joana Biarnés. Una entre todas – documental que desvela con intimidad una figura tan humana como peculiar – sino una recopilación de largometrajes que de una manera u otra reivindican el periodismo y narran historias humanas que bien podrían haber copado portadas.

En tiempos donde se cuestiona el paradigma periodístico, donde se entremezcla el “viejo” periodismo, el periodismo móvil, el periodismo de datos, el transmedia o el de investigación, es necesario honrar una figura que contribuye a convertir en mediático aquello que no se desea que pase de una nota a pie de página. Con las fotografías de Joana Biarnés y un repertorio de titulares y grandes pequeños temas, este el homenaje de Cameo a los periodistas. Disfrutad de esta cobertura.

 

1.   Joana Biarnés. Una entre todas.

La instantánea: Joana Biarnés capturando a España desde las alturas, a vista de pájaro. Sobrevolando la multitud, el ruido mediático, la censura y el machismo de la farándula para ofrecer un retrato limpio de la España tras las portadas.

El titular: Joana Biarnés, primera fotoperiodista española, fallece con 83 años después de una vida dedicada al fotoperiodismo.

Es noticia: Fotografió el surrealismo de Dalí. Retrató a los Beatles con montera y en los descansos de su hotel. Se reunió con su amado Clint Eastwood y dio la vuelta al ruedo capturando el día a día de toreros que tenían que lidiar con miuras que no se ven. Testigo y protagonista de los cambios que abrieron España, con su cámara destapó el nudismo y desnudó el aperturismo al mismo tiempo que alimentó las gargantas secas de quienes gritaban sin que los escucharan.

La firma: El documental de Óscar Moreno y Jordi Rivera ahondan en una figura cuyo legado fotográfico tardó demasiado en ser reivindicado. Instantáneas de Masiel y Salvador Rey, un recorrido por una vida donde Lola Flores y Serrat se únen y tipos como Arzak le dan sabor a uno de esos documentales más grandes que la vida.

2

2.   El león duerme esta noche

La instantánea: Ernest Hemingway apurando un puro mientras observa esa pugna entre hombre y bestia que retrataría en Fiesta. Porque la tauromaquia puede ser muchas cosas, pero narrada por Hemingway se convierte en tensión y prosa que embiste. Joana Biarnés supo captar ese gesto del escritor tímido cansado de su propia figura. Al lado Jean Pierre Leàud en su último film donde da vida a un actor que no sabe interpretar su propia muerte.

El titular: Jean Pierre Leàud encadena dos muertes seguidas y tras morir con Albert Serra ahora muere con Nobuhiro Suwa.

Es noticia: Porque el film de Nobuhiro Suwa copa las listas de lo mejor del año y encandiló en San Sebastián por lo certero de su retrato, propio del periodismo más humano y consciente. Leàud se interpreta a si mismo, da lecciones de vida y a cine a unos pequeños cineastas y aprende a afrontar la muerte cinematográfica y la real con el gesto enjuto y la mirada abismal de quien fue parte de la Nouvelle Vague y es parte de la historia del cine.

La firma: La edición especial de Cameo es una oportunidad única para acercarse a un cineasta hasta ahora reservado al coto de los festivales como Nobuhiro Suwa. Dotado de sensibilidad y con capacidad para narrar el amor, el desamor y los devaneos de miradas prendidas en planos que evocan a Resnais o Antonioni, Suwa se sincera y escribe una carta de amor al cine.

3.   Searching for a Sugar Man

La instantánea: Paul McCartney en una suite de un hotel madrileño preparándose para la siesta después de una ración de callos y cocido madrileño. Biarnés no retrató la figura pública sino también a la persona. Debajo Rodríguez, músico maldito por desconocido, superventas en Sudáfrica y poeta de la mugre del cinturón industrial norteamericano.

El titular: Sixto Rodríguez, poeta musical a la altura de Dylan, es por fin revelado en un documental que cuestiona los límites del talento.

Es noticia: Malick Bendjelloul filma con poco más de que un iPhone la historia de un hombre temeroso de quitarse las gafas de sol, opacado por la sombra de la industria musical y que brillaba en cafeterías y pubs recónditos ajeno a que en Sudáfrica su poesía cotizaba más que el último tema de Luis Fonsi. Un talento enorme oculto, y un documental que cautivó a crítica y público por mover los hilos del thriller y el drama en terreno donde no hay ficción alguna.

La firma: Malick Bendjelloul falleció tristemente, privando al mundo de su capacidad para ser un periodista cineasta, capaz de investigar y extraer narrativas donde la imagen y el montaje juegan y mueve crónicas tan amargas como humanas.

 4.   Pack The Act of Killing y La mirada del Silencio

La instantánea: La moda, las chicas ye-ye y la cosificación de una mujer que escapó del nacionalcatolicismo ocupando portadas y jugando con la ambigüedad de la sonrisa y el estereotipo. Debajo otras bailarinas bailando alrededor de las matanzas perpetradas en Indonesia por los jemeres rojos.

El titular: Angwar Congo y Herman Coto, verdugos del general Suha, son juzgados por la cámara y por una familia de la Indonesia que no olvida.

Es noticia: Dos documentales, un único monumento al silencio. Alrededor del genocidio del general Suha en Indonesia, Joshua Oppenheimer retrata primero a los verdugos que hielan la imagen con su sonrisa y descripción de la tortura. Para después en La mirada del silencio terminar de congelar la sangre cuando una familia decide romper el silencio y mirar de frente a quienes ejecutaron a un ser querido.

La firma: Joshua Oppenheimer reúne las condiciones del mejor reportero de investigación y filma crónicas que dejan sin réplica posible. Verdugos impunes, familias rotas, testimonios de muerte y banalización del mal se congregan en un aquelarre documental que no deja a nadie indiferente.

5.   Un día más con vida

La instantánea: La cámara de Biarnés devorando realidad y apresando rostros que no escaparon al suero de la verdad de esa mirada que siempre supo donde posarse. Debajo el film de animación que reivindica la figura de Ryszard Kapuscinski como periodista, poeta, ensayista y cronista de la descolonización.

El titular: Ryszard Kapuscinski, figura clave para entender por qué existe un Día del Periodismo, llena la gran pantalla con su crónica en el mejor largometraje de animación del año.

Es noticia: Porque este largometraje de animación acerca la figura de uno de los grandes periodistas y reporteros del siglo XX. Su cobertura de la descolonización de Angola y la cruenta guerra civil posterior es recogida en una obra que habla de periodismo, pero también del imperio de la guerra y la política como perpetuadores de la miseria y la muerte.

La firma: Raúl de la Fuente y Damian Nenow probablemente sabían que solo con la animación podían tener la flexibilidad para articular un retrato que partiendo del mejor periodismo alcanza el drama de la guerra y el sinsentido.

6. La cámara de Claire

La instantánea: Marisol como arma de propaganda, el hastío reflejado en la instantánea de Biarnés. Debajo Claire y Manhee, protagonistas de un film donde la cámara revela verdad. Claire es profesora y con su Polaroid se pasea por los arrabales de Cannes buscando rostros y conversaciones. Manhee trabajaba para una distribuidora, pero es despedida por un despecho y la cámara de Claire sabrá captar sus dudas.

El titular: Manhee empieza una nueva vida gracias a la cámara de Claire.

Es noticia: El periodismo a ras del suelo, que refleja los problemas del día a día y está al servicio de ciudadanos que pugnan con el trabajo, la conciliación, el desamor y sobre todo las dudas. El nuevo film de Hong Sang-soo lidia de nuevo con la escritura espontánea, la improvisación y la realidad más inmediata – como buen heredero de Rohmer -.

La firma: Hong Sang-soo presentando una obra que, aunque podría parecer menor frente a la que le ha llevado a conquistar Gijón, se antoja como una crónica despreocupada y certera de la amistad entre dos mujeres. 

7. Custodia compartida

La instantánea: Familias españolas arañando sonrisas del cuenco vacío de la postguerra. Biarnés reflejando la España que no era tan grande, tan libre ni tan única, pero que al menos era humilde. Familias que atravesaron todo. Debajo la violencia machista, la mirada patriarcal y la corrupción de la familia a través de los celos y la incomprensión, con el niño siempre en el medio de la disputa.

El titular: Por fin la custodia compartida se regula, las víctimas ya no son perseguidas y los culpables son acosados.  

Es noticia: Porque podría ser la crónica habitual de muchos diarios españoles. Familias rotas, maridos que no actúan como tal y niños que sufren las consecuencias de la inquisición de hombres con complejo de bestias.

La firma: Xavier Legrand firma con soltura una crónica repleta de tensión, violencia silenciada y miradas que matan. Una puesta en escena que usa el silencio y renuncia a exabruptos melodramáticos para una propuesta cuyo rigor formal y sobre todo moral se acerca a la ética periodística.